Presidente Puigdemont. En principio, sí

Pablo Ríos

[Sapristi 2017]

Hace un año llegaba a la presidencia de los USA Donald Trump, dando un vuelco a la actualidad política mundial. Pablo Ríos (Algeciras, 1978) y Sapristi estuvieron rápidos y en un tiempo récord sacaron un librito de chistes más que premonitorios de lo que podía ser la caótica presidencia de Trump. Una apuesta editorial poco habitual por estos lares, un libro de humor gráfico, sin antes pasar por la publicación en ningún diario o revista, por un autor que no era conocido precisamente por hacer viñetas de humor de actualidad. Y la cosa funcionó, incluso con ediciones en el extranjero, donde este tipo de libritos son más habituales y hay más tradición.

Un año más tarde la actualidad política de este siglo sigue instalada en el esperpento. En esta ocasión con hechos más locales, centrándose en el Procés, los acontecimientos desde octubre en Catalunya, con un el referéndum, la represión, la proclamación simulada de la República, las nuevas elecciones, y más represión y judicialización de un conflicto político que no permite equidistancia, y en el que si no se comparte posición se forma parte del rival. Pablo Ríos y Sapristi vuelven a redoblar la apuesta, y de nuevo en poco tiempo presentan un nuevo libro de humor centrado en la actualidad, recortando los tiempos de producción al máximo. Y recortando también la máxima de la ecuación del humor como tragedia más tiempo y/o distancia. Muy poco tiempo ha pasado desde el 1 de octubre, todavía muy presente, y todavía dan coletazos sus consecuencias, como se ve en las noticias de cada día. Tampoco hay mucha distancia, aunque claro, desde Málaga las cosas no se ven como desde Barcelona. Otra apuesta valiente para un producto poco habitual.

Para afrontar el reto, Pablo Ríos opta por centrar el humor en el Presidente Puigdemont, como líder de la República catalana, siguiendo el esquema del libro de Trump, más que en el Procés en si mismo. El chiste se centra en la figura de un líder que adapta la realidad a sus necesidades políticas. Si en Presidente Trump los chistes estaban formados por tres viñetas más un título, siempre con un plano más general donde el escenario del despacho Oval era parte del icono del presidente de los USA. En Presidente Puigdemont se opta por un plano medio más cercano, sin ese escenario de referencia y con una sola viñeta donde Puigdemont va soltando sus máximas, con alguna viñeta que cambia de escenario y personaje para dar un contrapunto al discurso de Carles Puigdemont. Y los chistes funcionan y hacen reir, que es lo que se le pide a un libro de este estilo. Unos más que otros, porque al fin y al cabo el tema es muy sensible. Pablo tiene una opinión sobre el asunto, y obviamente se filtra en sus chistes y está bien que sea así, es sano poder reirse sin tener que compartir opiniones, y es sano poder ver las cosas desde otro punto de vista. Con ese enfoque será interesante ver como se ha acogido este libro en Catalunya, donde además también existe la edición en català.

Lo que sí está claro es que Presidente Puigdemont es un librito divertido, toda una apuesta de Sapristi, y la confirmación de Pablo Ríos como humorista político, del que pronto veremos más muestras, con más chistes de líderes políticos en Nuevo Desorden Mundial, su nuevo libro de viñetas de humor ya anunciado para abril de este año.