S.

Gipi

[Sins Entido]

Por Fernando Sagaz

Gipi (Gian Alfonso Pacinotti ) no es un autor al uso. Hace cosa de un mes la revista “Rockdelux” publicaba una entrevista en la que él mismo aseguraba que no leía cómics y que tampoco le interesaba especialmente el “mundillo” de la historieta.

Claro, rotundo y sin “influencias” declaradas.

Al margen de su desarraigo con los “fumetti” Gipi es una rara avis también en cuestiones formales. Su manera de dibujar y de contar historias es una constante declaración de principios y un pulso con las reglas establecidas de la narrativa.

s_paginaBuena prueba de ello es “S.”, un relato del pasado, de su memoria, del recuerdo de su padre, que extrañamente se construye en cada viñeta delante de nuestros ojos. La manera tan directa con la que se nos explica todo hace pensar incluso en la tradición oral. Se pueden apreciar tachones y en la versión original italiana se nota incluso el “salvaje” pulso de la letra. Parece estar escrito así de buenas a primeras, con carrerilla, sin previos y sin esquema pero al mismo tiempo sabiendo muy bien lo que se hace y, lo que es más importante, sabiendo porque se hace así.

Hasta bien entrado el relato uno no entiende qué lazos existen entre el narrador y el protagonista; Gipi se distancia tanto (incluso de él mismo) que nada parece ser lo que es. Esa distancia justamente es lo que le permite crear una crónica emotiva pero sin aditivos ni cursilería. Todo un logro teniendo en cuenta lo difícil que resulta apartar las vísceras, el estómago y el corazón cuando se tratan estos temas. La tan desgastada etiqueta de “novela gráfica” adquiere aquí sentido: la enorme calidad del dibujo y la prosa van a la par.

Todos los caminos que Gipi ha recorrido en sus tebeos anteriores culminan en “S.”. Sin duda éste aglutina lo mejor de todo lo que habíamos leído del autor (y eso que nos falta la edición en castellano de “Questa è la stanza”, un tebeo sobre los primeros ensayos de unos amigos que montan un grupo) y ratifica su posición entre los grandes historietistas de ahora. El listón está muy muy arriba después de “S.”. Esperemos que la historia sobre piratas que parece estar preparando llegue pronto.