Ether. La muerte de la Llama Dorada

Matt Kindt y David Rubín

[Astiberri 2017]

Ether nos sitúa en universo mágico, poblado de monstruos, hadas y todo tipo de seres variopintos. Un universo con sus propias leyes y reglas físicas. Boone Días es un humano que tiene contacto con este mundo. Boone también es un científico con una mente hiper racional que aplica el método científico para explicar los acontecimientos que ocurren en este curioso lugar, lo cual le ha convertido en una suerte de detective. Los viajes a Ether no son fáciles: se inician con una experiencia traumática y tienen consecuencias en el mundo real. En esta ocasión el caso que nos ocupa tiene cierta impacto en este universo paralelo. Ha aparecido el cadáver de la protectora de Ether y hay que buscar al culpable.

Matt Kindt (1973, St. Louis, Estados Unidos) y David Rubín (1977, Ourense) han creado un universo fantástico lleno de magia. Para abordarlo han imaginado a uno de los científicos más extremadamente racionales llegando incluso a la caricatura del científico escéptico yuxtapuesto a un universo plagado de fantasía. Lejos de quedarse en la anécdota humorística Ether es un tebeo de aventuras trepidante. El dibujo de David Rubín contribuye a que todo funcione: el planteamiento estructural de las páginas, el gesto dinámico de los personajes y su grafismo, el diseño de los vehículos y los detalles arquitectónicos. Todo funciona a la perfección y ayuda a que el tomo se lea del tirón. Una constante habitual en los tebeos del gallego, dotado de un ritmo endiablado para la narración. Algo que se puede apreciarse en sus trabajos para el mercado americano, donde se está especializando en crear historias en universos fantásticos dirigidas más bien a un público juvenil (por cierto, un tanto olvidado por esos lares). Una recuperación de ese sentido de la maravilla que transmitían aquellos tebeos del siglo pasado, y que parece han quedado enterrados en el mainstream americano de superhéroes súper masculinizados y seriotes. Rubín es un activista empeñado en recuperar un tipo de cómics con los que se puede disfrutar de cierta acción sin caer en tontos y simples maniqueísmos y donde se puede ser oscuro a la vez que divertido. Lo demostró con su El Héroe (2011, Astiberri), y lo sigue demostrando en sus colaboraciones junto a pesos pesados de la industria norteamericana como Paul Pope en El momento de Aurora West (2014, Random House Mondadori), Curt Pires en La Ficción (2015, Astiberri), y ahora junto a Matt Kindt en Ether. David Rubín está ahora colaborando con Jeff Lemire (Essex County) en una nueva miniserie para Dark Horse. A la espera de un nuevo trabajo producido directamente para el mercado nacional, después del celebrado Hotel Abismo (2016, Astiberri) junto a Marcos Prior, podemos disfrutar de la primera entrega de los mundos fantásticos que ha creado junto a Matt Kindt.