Star. La contracultura de los 70

Juan José Fernández

[Glénat]

Por Encarna Castillo

Si alguna vez, caminando por la Rambla más portuaria, en lo más crudo del crudo verano, te sientes de repente desorientado/a, has olvidado de dónde eres y miras a tu alrededor y no te reconoces entre tanto guiri, el mejor antídoto es sentarse un momento, sacar de tu bolso o mochila Star. “La contracultura de los 70”, ese libro que cualquier nativo ibérico ha de poseer como antídoto frente al olvido, y sentarse a hacer un poco de memoria histórica. Volverás a situarte en aquella ciudad llamada Barcelona, con sus castizos bares de castizos nombres como el Amaya, con sus ibéricos chicos de chupas negras y sus layetanas chicas con grandes gafas de sol. Todos con caras de estar pasándoselo pipa.

“Star”, nacida en 1974 –como se suele decir, en los albores de nuestra joven democracia–, fue la primera revista contracultural de un país en donde, precisamente, la cultura había llegado de manera selectiva gracias a la estricta censura de un régimen totalitario como el franquista. Y, de repente, en España, a donde muy poco había llegado de los beatniks y de otros creadores internacionales que gobernaban el cotarro de la creación de carácter marginal, empezaron a traducirse y publicarse –gracias a Star Books – autores como Robert Crumb, Timothy Leary, William Burroughs, Woody Guthrie, Hunter J. Thompson o Jim Carroll, entre otros. Todos ellos contraculturales. Todos ellos maná para muchos de aquellos jóvenes de la década de los 70.

El libro que nos propone Juan José Fernández, editor y fundador de la publicación desde sus inicios, es un compendio de textos de los artífices de “Star” –Ramón de España, Diego A. Manrique o Àngels Bronsoms, entre muchos otros– y de una amplia selección de portadas de la revista, de los libros editados y de algunas páginas interiores. Se trata también de una necesaria mirada hacia atrás para entender y aprenhender de dónde nos llegaron las bases del comienzo de la contracultura postfranquista y que luego, como siempre pasa, el star system –el otro “star”– acabó por engullir y en convertir en puro merchandising.

Se incluyen también algunos artículos que destacaron en el momento de su publicación, como “Beber en Barcelona”, de Ramón de España, una guía de los mejores bares del momento de la ciudad condal; “Manhattan Inn”, de Jaime Gonzalo, una descripción de esta parte de la emblemática urbe de Nueva York; o el reportaje de Juan José Abad, “El punk, la bestia negra del rock”, sobre esa convulsión que se vivía en la escena musical.

La trayectoria editorial de “Star” duró 6 años, de junio de 1974 a abril de 1980. En total, 57 números, una treintena de libros de autores nunca antes aquí publicados y, más o menos, una docena de álbumes que agitaron el panorama de aquella época en la que Barcelona aprendía, poco a poco y sin apearse del pa amb tomàquet, a ser moderna. Luego ya llegaron las Olimpiadas y eso ya es otra historia…