Riri Williams, Iron Man, Marvel y las mujeres

07/07/2016

Ayer la revista TIME anunciaba la irrupción de un nuevo personaje femenino dentro del universo Marvel: Riri Williams, una eminencia científica que con sólo 15 años consiguió entrar en el MIT (Massachusetts Institute of Technology).
Riri ha sido capaz de atraer la atención de Tony Stark al haberse construido su propio traje de Iron Man y tiene muchos puntos de convertirse así en el reverso femenino del famoso superhéroe. La creación es obra del guionista Brian Michael Bendis.

Marvel amplía así su nómina de superheroínas o más bien continúa con la estrategia de despistar al personal relevando a clásicos personajes masculinos de su plantel: recuerden que Thor legó su martillo a una fémina provocando el consiguiente mosqueó del sector ortodoxo de fans. Sea como sea , la apuesta editorial por alargar su tentáculos y atraer nuevas lectoras mediante esta operación de transformismo no se refleja todavía en números en lo que atañe al sector de los autores en nómina de la editorial.

Las mujeres siguen siendo una amplía minoría en el terreno de la creación de series de superhéroes, si bien es verdad que este 2016 ha sido un año en el que se ha experimentado una considerable proliferación de trabajadoras femeninas en la editorial Marvel. No podemos aún así hablar de una normalización en lo que respecta a las autoras, ni mucho menos: si nos fijamos en el detalle de las estadísticas los puestos que copan las mujeres en la editorial tienen que ver en la mayoría de los casos con tareas puramente de asistencia editorial, observen las diferencias entre autores (writers) masculinos (88.8%) y autoras femeninas
(11.2%).

genderMARc

DC comics, la competencia directa de Marvel sigue estancada en unos números bastante lamentables en su apreciación general pero en cambio no presenta tanta anomalía entre autores y autoras.

genderMARa
El aparente nuevo rumbo femenino que parece abanderar Marvel con estos relevos inesperados de sus personajes más conocidos no tiene un reflejo real en lo que sería la producción de los mismos y si bien la estrategia podría parecer rompedora e incluso transgresora (Riri Williams es mujer y además es negra) en el fondo la industria de los superhéroes sigue siendo un sector en el que predominan los hombres.

Detalle de las estadísticas aquí

El historiador Tim Halley analiza y pone de manifiesto algunos datos en su cuenta de Twitter a parte de haber escrito un libro sobre los orígenes de Wonder Woman y Lois Lane